Científico creando un gráfico

La comunicación de los resultados de la investigación hace parte integral del trabajo de un académico. Los científicos ofrecen presentaciones, escriben artículos para publicar en revistas, se comunican con los financiadores a través de informes y con el público en general a través de los medios de comunicación para informar y educar. Cada vez más, los organismos de financiación solicitan, desde las primeras etapas de propuestas, ejemplos de cómo la investigación puede tener un impacto en la sociedad y/o la política gubernamental. Las conferencias, talleres, coloquios y publicaciones científicas y académicas se consideran actividades de impacto que pueden generar debate al tiempo que comunican sus hallazgos.  

Dado que la ciencia es cada vez más interdisciplinaria, la comunicación eficaz es crucial para promover la comprensión, la colaboración y la innovación. 

Los retos de la comunicación académica 

En nuestra era digital, los canales de comunicación han aumentado y los investigadores son tan propensos a atraer a su público no sólo con publicaciones de congresos, publicaciones de conferencias, textos académicos y textos científicos revisados por pares en revistas académicas, sino también con tweets, blogs y seminarios web públicos. 

La comunicación científica informa, educa, comparte los logros y da a conocer los resultados de su incesante investigación. Esto incluye la divulgación de la ciencia realizada a través de la comunicación académica, mediante la publicación en revistas científicas y conferencias, que a menudo generan actas de congresos publicadas. 

Los temas académicos pueden influir en las opiniones, comportamientos y preferencias políticas de las personas. La ciencia toca la vida de las personas, por ejemplo, al tomar decisiones sobre la vacunación de los niños, la atención médica, la educación, la nutrición, etc. Por eso es importante establecer un vínculo entre el mundo académico, la industria y el gobierno para cambiar las normas y mejorar las condiciones de vida. 

Acceso abierto: una forma equitativa de difundir los resultados de la investigación 

Comunicar los resultados de la investigación al público en general es cada vez más importante para apoyar el desarrollo científico, diversificarlo y fomentar la toma de decisiones informada dentro de una comunidad y a nivel gubernamental. Algunos buenos ejemplos son temas controvertidos como el cambio climático, la fracturación hidráulica, la energía nuclear, las células madre, los organismos genéticamente modificados. 

Aquí es donde entra en juego la publicación en Acceso Abierto, que pone la investigación a disposición de todos, expertos y público en general. El acceso abierto a libros académicos también beneficia a las bibliotecas institucionales con presupuestos reducidos, a las universidades de los países en desarrollo y a los investigadores independientes, que no están afiliados a una institución y tienen que pagar para acceder revistas científicas o revistas internacionales. 

Por ello, Sciendo ofrece servicios de publicación para todos los presupuestos institucionales y apoyo a los organizadores de conferencias, al tiempo que atiende las necesidades de los autores individuales y de las instituciones académicas. Visite nuestras páginas de publicaciones (libros y revistas) y conferencias para saber cómo podemos ayudarle a difundir los resultados de su investigación y maximizar su impacto después de la publicación y a largo plazo.