A principios de 2020, cuando empezó la pandemia, muchas sociedades académicas empezaron a buscar formas de organizar sus conferencias científicas en línea. Incluso antes de la pandemia algunas habían estado buscando formas de reducir el impacto medioambiental de los viajes y de apoyar a quienes no podían asistir a las conferencias en persona. La pandemia brindó la oportunidad de experimentar con la modalidad en línea. 

Conferencias en línea 

En los últimos dos años las conferencias en línea han mostrado varios beneficios de acceso. Se han eliminado los costes y el tiempo de desplazamiento para todos, lo que significa que muchos investigadores han podido asistir a más conferencias científicas que nunca. Según una encuesta de Nature, durante el primer año de la pandemia, el 93 % de los investigadores había asistido al menos a una conferencia en línea y el 75 % de los investigadores había asistido a más de una. Muchos investigadores de países con ingresos bajos y medios y numerosos científicos más jóvenes pudieron asistir a una conferencia internacional por primera vez. El acceso fue más fácil también para las personas con compromisos personales que no podían asistir a las conferencias presenciales. Por ejemplo las mujeres, que son en su mayoría las principales cuidadoras de los niños. Las conferencias en línea también tuvieron un menor impacto medioambiental y, lo que es más importante, eran más seguras. 

Para muchos aspectos de las conferencias, como el intercambio y la adquisición de conocimientos y el desarrollo de la reputación, la experiencia de las conferencias en línea ha mostrado ser positiva. 

Las limitaciones de la red 

Las conferencias en línea tienen sus limitaciones, sobre todo en lo que respecta a la calidad de las redes y los contactos personales. Aunque la mayoría de las conferencias en línea ofrecen oportunidades para establecer contactos, por lo general los investigadores piensan que estas no son completamente iguales a las conferencias presenciales. Las reuniones informales, los encuentros sociales y los debates improvisados han sido un elemento difícil de trasladar a la red. 

Mirando hacia el futuro 

El mensaje general es claro. Las conferencias científicas en línea han generado un acceso más amplio y funcionan bien para muchos propósitos. Los investigadores esperan que algunas conferencias científicas se queden en línea en el futuro y que la mayoría de las conferencias continúen teniendo componentes en línea. 

A medida que la pandemia retrocede, las sociedades académicas están desarrollando diferentes enfoques en función de lo que pretenden conseguir. Es probable que las conferencias híbridas sean un buen compromiso. Estas combinarán elementos en línea con componentes presenciales y permitirán interacciones directas entre los asistentes en persona y en línea. Sea como sea, la combinación de espacios físicos y virtuales parece vital para fomentar las conexiones informales. 

Soluciones personalizadas de Sciendo 

A lo largo de los años Sciendo ha establecido una posición de liderazgo en el campo de la publicación de documentos de conferencias. Ofrecemos un servicio personalizado que les permite a los clientes elegir entre una amplia gama de servicios de publicación. Esto incluye la composición y la corrección de textos, el diseño y la maquetación, la edición y la corrección lingüística, el alojamiento y la impresión, así como los servicios de marketing y el uso de nuestro sistema de gestión de eventos. Esta flexibilidad le permite al organizador de la conferencia adaptar una solución a sus necesidades y presupuesto exactos. Por lo tanto, si busca un editor profesional de actas de conferencias con miles de clientes y una experiencia inigualable en la entrega de soluciones personalizadas para organizadores de conferencias, póngase en contacto con nuestro representante para obtener más información.